Uncategorized

Los 10 mandamientos del buen Blog

Actualmente en el mundo vivimos más de 7 mil millones de personas. ¿Sabéis que aproximadamente la mitad estamos interconectados a través de Internet? Y si además de estar  interconectados, ¿compartiéramos  información de manera ilimitada?, ¿y si además pudiese proporcionarnos dinero? Hoy en día hay muchos ejemplos de personas que han conseguido hacer negocio a través de la era digital.

Gracias a Internet, se crean miles y miles de blogs al día y los que tenemos uno, sabemos lo que engancha. La idea de tener un blog es algo genial y sobretodo muy enriquecedor, pero…

¿Por qué es tan importante un blog?

Un blog aporta personalidad y valor añadido a cualquier negocio. Un blog siempre va a sumar, nunca va a restar. Se puede integrar y adaptar a cualquier temática y nos va a ayudar a traer visitas a nuestra página web. Desde el típico comercio de barrio hasta para los que os planteéis crear una tienda online, un blog es imprescindible. Si estás pensando adentrarte en el maravilloso mundo blogger, grábate a fuego estos 10 mandamientos del buen blog.

  1. Escoge bien la temática

La primera regla es tan básica como fundamental, tienes que escribir sobre algo que te apasione o que esté relacionado con lo que haces y si no eres un erudito en cuestión no te preocupes, es más importante saber de dónde buscar información que el hecho de saberla. Por ejemplo, obtener la información de páginas oficiales como la del Ayuntamiento de Madrid, es fundamental, y así es como trabajamos en Hoy por Madrid.

  1. Elije bien el DÓNDE y CÓMO hacerlo

Busca un medio a través del cual, empezar a crear tu blog. Existen muchas alternativas, fáciles y sencillas para cualquier tipo de usuario que nos van a ayudar a diseñar y crear contenido. Dibuja en un papel un croquis de cómo quieres esquematizar tu blog. Es decir, si te decantas por ejemplo por una temática de turismo como Hoy por Madrid, puedes dividir los contenidos con un menú con las páginas de cultura, arte, gastronomía, ocio, etc. En resumen, que nuestros lectores vean bien, rápido y con facilidad a dónde se tienen que dirigir para encontrar lo que buscan.

  1. Configura las funcionalidades y explota todo su potencial

Usa todo lo que tu proveedor de blog te facilite. Selecciona la plantilla que más se adapte a tus necesidades, usa las etiquetas (por ejemplo, el tag  “Círculo de Bellas Artes” nos va a ayudar a catalogar y buscar entradas por este concepto), configura los widgets e instala plugins interesantes que nos ayuden a mejorar las funcionalidades de nuestro blog. Las posibilidades son ilimitadas y siempre habrá algo que lo mejore.

HoyporMadrid_menu

  1. Lo primero que entra por el ojo: las imágenes y el contenido visual

A parte de buscar una plantilla atractiva, hazlo visual. Las fotos y el diseño es lo primero que al lector le va a entrar por los ojos. Si el diseño no le convence aunque el contenido sea lo que busque, lo tendremos más complicado para fidelizar a nuestro lector. Mucho ojo con usar imágenes de otros sitios web, y si las usas, cita la fuente. Además de que está prohibido por ley, resulta muy molesto y puedes crearte mala fama entre los internautas.

  1. El contenido, tu mejor arma

Según la temática del blog, deberás publicar con mayor o menor frecuencia. No es lo mismo un blog de eventos y de ocio madrileño que puede interesar al lector a diario, que de manualidades o DIY, de viajes, tecnología… etc. Cuando lo hagas, hazlo en un lenguaje fácil, no seas muy remilgado a no ser que un lenguaje técnico lo requiera. En definitiva, exprésate con tus propias palabras y presta atención a los signos de puntuación y a la ortografía. Cualquier falta ortográfica puede dejarte en evidencia y quitar veracidad a tu contenido. Se aconseja que cada entrada o post ronde las 250-300 palabras.

  1. Comparte ese contenido en Redes Sociales

Todo el contenido que crees ha de ser difundido, pero para hacerlo de manera más efectiva, recomendamos evitar la sincronización de las redes sociales con la publicación de contenidos del blog y adaptar la difusión a cada una de ellas. Por ejemplo, en twitter, sólo se pueden escribir 140 caracteres, por lo que hay que ser directos, sintetizar, citar, utilizar los hashtag… al final hay que medir todo muy bien para que quepa todo lo que tenemos que decir en esos caracteres. En Facebook y Google+ puedes añadir un buen párrafo y explayarte más, en instagram no se pueden enlazar los links, etc… Es decir, cada red social funciona de manera diferente, no podemos escribir lo mismo en todas, pero podemos conseguir el mismo objetivo en todas: generar visitas a nuestra página web.

  1. Interactúa y Participa

Crea debate y necesidad de contestar con un comentario tanto en la entrada de tu blog como en las redes sociales. Haz caso a los comentarios de la gente y contéstalos siempre que puedas, siempre con educación y agradeciendo el comentario. Participa en las publicaciones de otros blogs, incluso en los de tu competencia, lograrás llamar la atención de sus seguidores y ambos saldréis ganando.

  1. Ni absurdismos ni aturulamientos, especialmente en Twitter

No compres seguidores ni sigas la norma de seguir a todo el que te siga, no es cuestión de hacerse valer ni de creerse más importante pero si de ser selectivo. Sigue a todo aquel que de verdad te importe lo que vaya a tuitear y si tienes algún “compromiso” al que estaría feo no seguir, puedes hacerlo activando la opción de “Silenciar”.

HoyporMadrid_menu

No satures publicando muchos tweets al día. Úsalo para difundir contenido de tu blog , responder, retuitear… ni calvo ni tres pelucas, la regla del término medio siempre es mejor. No utilices hashtags absurdos en Twitter #sinoquieressaturaralpersonal ni los cansinos #FollowFriday. Y lo más importante, puedes ser original en algunos de tus tweets pero no crees polémica, a no ser que tengas un blog de política o religión evita pronunciarte sobre temas delicados, puedes verte envuelto en un marrón virtual del que saldrás con toda seguridad bastante escaldado.

  1. Analiza las visitas de tu blog y explora posibilidades 

Google Analytics nos permite no sólo saber cuántas visitas tenemos al día, por un periodo concreto o en ese preciso momento, sino que también nos va a proporcionar información bastante valiosa, origen demográfico de la visita, dispositivo, sexo, edad, etc. Aprende a manejar esta herramienta y sabrás qué tipología de lector tienes o qué entradas o contenido generan más visitas a tu blog.

Utiliza Google Trends a diario, podrás ver qué términos o palabras son las más buscadas en Google y podrás ajustar un poco el contenido incluyendo algunos de esos resultados para tener más impresiones en el buscador.

  1. Monetiza

Esta es la parte más complicada y a la vez la que más debate genera. Los detractores lo justifican argumentando que quita autenticidad a un blog y los defensores lo ven como una oportunidad para ganar algo de dinero. Lo cierto es que un blog genera mucho trabajo y esfuerzo que muchas veces no se ve recompensado. Si optas por intentar ganar algo de dinero puedes poner anuncios de Adwords,  y si quieres buscar anunciantes más específicos con una temática más concreta, búscalos y hazles una propuesta.

Lo más importante que sepas es que tener un blog no es fácil, requiere esfuerzo, rutina y dedicación, pero siempre sumará personal y profesionalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>